El gran momento

Si preguntamos a niñas/os, jóvenes, hombres e incluso mujeres sobre la «imagen» que tienen de una mujer de 50 años, probablemente en un primer momento se centrarán en el aspecto físico, se valorará positivamente si parece más joven, no en cambio si «se le nota» su verdadera edad. No se consideran dentro este concepto la experiencia, las capacidades u otros muchos valores que conforman su imagen personal y profesional.

Pero cuando conocemos a otras mujeres de 50 años comprobamos que, en general, lo que nos interesa, lo que nos preocupa y lo que vivimos en este momento es muy diferente a la visión deformada y parcial que se nos impone como colectivo.

EL GRAN MOMENTO

Es cierto que los cincuenta pueden ser un momento vital intenso para las mujeres en el que confluyen varias circunstancias incluso a nivel biológico, pero también supone una liberación.

Es hora de hacer balance, de dejar atrás todo lo que estorba y de dar el inevitable paso adelante. Y es también una gran oportunidad para redescubrirnos. 

Los cincuenta no son nuevos dieciocho aunque hay una sensación que se vuelve a sentir: ya somos mayores y podemos hacer lo que queramos. Vivir intensamente y aprovechar cada instante, pero esta vez, con experiencia, madurez y toda la seguridad en nosotras mismas que hemos podido acumular en estos años.

Este puede llegar a ser uno de los mejores momentos de nuestra vida.

Las personas en diferentes fases vitales, aunque no tengamos los mismos intereses y expectativas, buscamos sentirnos motivadas, queremos tener la sensación de que lo que hacemos merece la pena.

La edad no es excusa para no mejorar, entrenar y ampliar habilidades, para que nuestro trabajo y nuestras acciones tengan un impacto positivo en la sociedad.

¡Buscamos más mujeres para Somos más de 50!

Si quieres participar en este proyecto ponte en contacto en info@somosmasde50.com